Entre las diferentes técnicas que existen a la hora de tratar y trabajar la madera, la del repujado es una de las más populares en el sector de artesanías y manualidades. A través de este método se pueden lograr objetos de alto valor estético y artístico, y lo cierto es que su práctica es una tradición cultural que se viene cargando hace muchísimos años.

Técnica del repujado en madera¿Qué es el repujado?

Si tuviéramos que brindarles una definición clara y sencilla de lo que implica poner en práctica la técnica del repujado, diríamos que se trata de un método que propone trabajar ciertos materiales maleables para obtener figuras ornamentales en relieve.

Entre los distintos materiales maleables que podemos utilizar para poner en práctica la técnica del repujado, encontramos a la madera, metal, cuero, entre otros. El paso a paso del proceso dependerá exclusivamente del tipo de elemento que elijamos para llevar a cabo el trabajo en repujado.

Materiales y herramientas básicas para el repujado

Como en cualquier otra técnica de trabajo sobre distintos materiales, para realizar un repujado necesitamos de ciertos materiales y herramientas básicas que nos permitirán llevar adelante todo el proceso y obtener el resultado deseado.
Grafiador. Esta herramienta es la que utilizaremos para transferir la figura o el dibujo que queramos plasmar sobre el material en cuestión. También se lo suele llamar “buril”, por lo que podemos encontrarlo con ambos nombres.
Cuchilla. El elemento que necesitamos para definir los contornos del dibujo, además permite que le otorguemos volumen a ciertas partes del diseño, sobre todo cuando se flores, pétalos o follajes se trata.
Rellenadores. Esta sustancia es imprescindible para los trabajos de repujado en madera, ya que nos permite cubrir cualquier cavidad que haya quedado sobre el material. ¿Cómo se utiliza? Simplemente se aplica en donde se requiera, y luego se quita el excedente para que quede prolijo. Basta con dejarlo secar para ver el resultado, y luego posiblemente requiera de un lijado suave para un mejor aspecto.
Pegamento. Este material es especialmente importante cuando queremos armar alguna artesanía en base a diferentes materiales: por ejemplo, objetos hechos a base de maderas repujadas y de aceros o metales, elementos muy típicos y que requieren de uso de pegamentos para poder juntar ambas cosas. Pueden ser de contacto, de silicona o blancos.
Perfilador. Estos ganchos se utilizan para definir de manera precisa los contornos de todas las figuras que vamos realizando sobre el material. La herramienta es especialmente necesaria para los trabajos que requieren de diferentes relieves y terminados, y podemos encontrarla en diferentes formas: recta, curva o con ondulaciones.
Cortador. Este elemento nos permite cortar las láminas del material que estamos utilizando para hacer el repujado, sea madera o cualquier otro. Vienen de diferentes tamaños y diámetros, adaptables a lo que se requiera para cada trabajo en particular.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR