lijado y barnizado en valencia con gran experiencia en sector

Los procesos de lijado y barnizado son fundamentales para todo tipo de cuestiones, desde la colocación de pisos de madera en inmuebles, la fabricación de mobiliario e incluso la restauración de elementos antiguos. Para que los resultados concluyentes sean los que esperamos y que colmen absolutamente nuestras expectativas, contactar con profesionales que se ocupen de estas tareas en valencia es algo que no podemos dejar de hacer. Una persona capacitada no solo será apta para la labor sino que además sabrá asesorarnos con respecto al mantenimiento y los cuidados que se deben tener.

Lijado y barnizado en Valencia: la importancia de un profesional

El momento de lijado y barnizado es un proceso necesario en el tratamiento de elementos hechos a base de madera, uno implica la preparación del material y el otro está más relacionado con el resultado final y tratar de conseguir un terminado prolijo y estético Contactar con gente especializada y capacitada para llevar adelante este tipo de técnicas en madera es fundamental para obtener exactamente el resultado esperado y anhelado por nosotros. Por tanto si buscas un profesional en Valencia para tus muebles y proyectos estás en el lugar adecuado.

El proceso de lijado

Siempre que nos toque trabajar con madera debemos lijar la superficie para cualquier tipo de tratamiento que vayamos a hacer a posterior. Un lijado inadecuado o con pocos cuidados, e incluso el uso de materiales que no son los adecuados puede llevar a que el trabajo no quede para nada bien al final y que se arruine por completo el acabado del mueble. Para un acabado excelente es muy importante seguir algunas recomendaciones.

Por qué se hacen los lijados de madera

Motivos para lijar cualquier mueble hecho a base de madera hay muchos. Podemos necesitar un lijado para arreglar ciertas imperfecciones de las superficies, o bien para retirar restos de pintura que han quedado en el caso de la restauración o el reciclaje de muebles. Si bien estos suelen ser los más frecuentes, el lijado es un proceso bastante común en la madera y que en muchos casos además es totalmente necesario.

El tipo de lijas y materiales

En el mercado podemos encontrar una amplia y muy variad oferta de lijas, las hay de distintos tipos y tamaños, y por supuesto con distinto grosos y tipo de grano. Algunas están hechas para lijar metal, otras para las paredes y también para madera. El numero de grano escogido determinará cuan áspera será la lija que utilizaremos y cómo resultará el acabado final del trabajo. Incluso se pueden usar distintos elementos para diferentes momentos en el tratamiento de la madera, algunas lijas más ideales para el comienzo y otras que ayudan a dar un buen acabado al mueble.

Los lijados de tipo manual

Muchos carpinteros y profesionales utilizan el lijado manual para algunos trabajos. Por lo general, se utilizan tacos de madera como ayuda para la sujeción y para que la lija que vayamos a utilizar rinda más y no se desperdicie.

El lijado con maquinaria especializada

Existen muchas lijadoras automáticas que sirven para trabajar los muebles y los elementos d diferentes formas. Cada profesional sabrá el tipo de maquina que debe utilizar y cuando conviene echar mano a una lijadora automática dejando de lado el proceso manual.

La dirección del lijado

Cuando se lija un determinado mueble siempre se debe seguir la linea natural que marca el veteado de la madera. Los profesionales especialistas en la materia conocen las técnicas adecuadas para poder hacer el trabajo de la forma correcta.

El barniz de muebles de madera

El barnizado es una de las etapas finales en el tratamiento de un determinado mueble, y por lo general suele utilizarse un material hecho a base de poliuretano incoloro y satinado que es lo que le da a la madera ese aspecto de encerado con una esencia natural.

La importancia del procedimiento correcto

Para que el barnizado nos de el resultado adecuado es fundamental que el procedimiento lo hagamos con paciencia y con mano experta, por eso siempre debemos consultar con un especialista.

El tipo de brochas de barniz

En el mercado podemos encontrarnos con un sinfín de brochas diferentes, y elegir la indicada para realizar el barnizado de un mueble es imprescindible para asegurarnos de que quedará exactamente como lo necesitamos. ¿Cual es la que más conviene para este tipo de labores? Se recomienda usar las planas, empleando la técnica de pasadas largas y de un extremo a otro del mueble sin cortar el trayecto.

El secado del mueble barnizado

El secado es imprescindible para que el mueble resulte con un acabado ideal y perfecto, y lo mejor es que se haga en un lugar que tenga una temperatura ambiente agradable. Para evitar que surjan esas típicas burbujas molestas a la hora de aplicar el barniz, se debe dejar de reposar la lata que contiene el fluido en una superficie bien estable y quieta durante algún rato antes de comenzar a aplicarlo al mueble.

La paciencia es la clave del profesional

Los profesionales en el armado, fabricación y restauración de muebles saben de lo importante que es la paciencia en el caso de la aplicación del barniz. Cuando se apura el proceso, todo puede salir mal y se tira el trabajo de varios días y horas por la borda. Una vez aplicado el producto, para que todo salga como lo esperado, se lo debe dejar secar al menos 48 horas en total tranquilidad y asegurándonos de que la temperatura ambiente no es muy extrema.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR